Publicado el

Un TPV (Terminal de Punto de Venta) virtual es un servicio que ofrecen los bancos para poder realizar/recibir pagos por Internet. Su funcionamiento es análogo al de las TPVs físicas, pero aplicado al mundo web. En éste, el cliente elige los productos o servicios que quiere adquirir de tu página web (o el dinero que quiere transferirte) y en el momento que valida su compra o donación, es redirigido a la página web del banco con el que has contratado el servicio de TPV virtual para realizar allí el pago o cancelar la operación. Si se confirma el pago, deberán rellenarse los datos solicitados (información personal del comprador, número y caducidad de la tarjeta, etc). Es la plataforma del banco la que se encarga de validar la información proporcionada y de gestionar el proceso de cobro, a través de sus servidores.

TPV física

Esto es un TPV físico, o sea, la máquina que utilizan los vendedores cuando te cobran con tarjeta en las tiendas

Por todo ello, es necesario acudir a un banco para solicitar el TPV virtual e informarnos sobre los términos y condiciones del servicio. Según la entidad bancaria, el proceso de alta en su servicio de TPV virtual puede llevar entre 2 y 12 semanas.

Las TPVs virtuales que admite Codeeta son Sermepa (Servired) y 4B para Bancos y CECA (Euro6000) para cajas de ahorros.

Ejemplo de TPV virtual

Esto es un ejemplo de TPV virtual, o sea, la pantalla a la que somos redirigidos en Internet cuando elegimos el pago con tarjeta (cada banco personaliza esta página a su gusto, pero los datos que pide son siempre los mismos)