Guía de estilo y consejos para crear tu widget de formulario web

Los widgets de formulario web son probablemente los que más juego te den a la hora de crear tu formulario web, puesto que la combinación de elementos es muy alta y podrás hacer casi cualquier cosa. Y si no, pedid por esa boquita… ;)

A continuación os ponemos unos cuantos consejos que hará que vuestros widgets de formulario sean una grata experiencia para vuestros visitantes/clientes:

1. Intenta no usar colores estridentes. Muchas personas creen que el uso de estos tonos capta la atención del usuario y bueno, lo hace, pero también fomenta que la gente salga corriendo antes de perder los ojos. Intentad atraer las miradas con un sólo color en el título de vuestro widget (por ejemplo) en lugar de colorear todo el widget. Un color llamativo no es necesariamente “agresivo” o un color fuerte. Basta con emplear uno complementario a las tonalidades de vuestra web (por ejemplo).

2. Combina armoniósamente los colores. Esto sigue un poco la línea planteada en el primer punto y hace referencia tanto al interior como exterior del widget . Respecto al interior, combinad colores con cabeza. Hay muchos sitios online que os ayudarán a generar una paleta de colores. Tratad de no saturar al visitante, con tres o cinco colores es más que suficiente. Respecto al interior, podríais buscar que vuestro widget encajara con vuestra web copiando el estilo de ésta.

3. Ojo con los fondos que eliges. Las imágenes de  fondo pueden embellecer vuestro widget, pero debéis aseguraros de que no tapen u dificulten la lectura de datos importantes. Otra opción, es el uso de degradados, teniendo siempre cuidado con lo apuntado anteriormente.

4. Intenta clasificar la información de tu widget. Una estructura en los datos que solicitas ayudará a que tus visitantes estén más predispuestos a cumplimentarlos (ej: datos personales/situación geográfica/información adicional). Para ello utiliza elementos de encabezado, títulos o elementos separadores.

5. Pagina. Los formularios alargados no suelen quedar muy bien en las webs y ocupan mucho espacio. Además, causan la sensación de tener mucho que rellenar, lo que puede ahuyentar a tus visitantes. Un widget deberías poder verlo de un vistazo, es decir, no superar nunca el tamaño de la pantalla. Ten en cuenta que el tamaño de tu pantalla no tiene que ser necesariamente el más utilizado, así que como regla, intenta que no sobrepase la mitad de ésta. Si en este hueco no te caben todos los campos/información, utiliza el elemento de paginación para repartir estos datos en varias páginas separadas. Para facilitar las cosas a tu visitante, puedes añadir en el título de cada página algún tipo de indicador (por ejemplo “Paso 2 de 3″).

6. Pide sólo la información que necesites. Las personas somos seres vagos, no queremos que las cosas nos lleven mucho tiempo, especialmente cuando de trámites se trata. Tu widget recibirá más respuestas cuantos menos datos personales solicites. Puedes poner tantos como desees, pero haz obligatorios aquellos que realmente sean imprescindibles.

Y hasta aquí nuestros consejos. Puedes compartir otros que consideres importantes con nosotros en los comentarios. ¡Gracias!